jueves, 26 de abril de 2018


La silenciada LGTBfobia de Estado hace zozobrar la candidatura de Marruecos para albergar el Mundial de Fútbol de la FIFA en 2026


Una comisión de trabajo de la FIFA (la Federación Internacional de Fútbol Asociación, que engloba a más de 200 agrupaciones futbolísticas de todo el mundo) ha desembarcado esta semana en Marruecos para evaluar en el terreno la candidatura de este país para albergar la sede de la Copa Mundial de Fútbol de 2026. Tras las polémicas elecciones de Rusia 2018 y Catar 2022, sobre las que la FIFA lleva años recibiendo críticas debido a la situación en materia de derechos humanos de estos países y muy específicamente por sus leyes LGTBfóbicas, los nuevos estándares parecen dificultar las opciones de Marruecos de cara a 2026. Además, en el informe de 486 páginas que Marruecos envió a la FIFA, se omite la legislación LGTBfóbica existente como un factor de riesgo y por lo tanto no se aborda cómo se afrontaría el Mundial con este marco legal discriminatorio vigente. El presidente de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos, Ahmed El Haij, denuncia que «el informe de derechos humanos de Marruecos presentado a la FIFA es un silencio intencionado sobre un tema que Marruecos sabe demasiado bien que es un crimen en su territorio».


La falta de respeto a los derechos humanos y la persecución indisimulada que Marruecos ejerce contra la comunidad LGTB le puede pasar factura de cara al posible descarte de su candidatura para acoger en 2026 la Copa Mundial de Fútbol de la FIFA. La elección de la sede de 2026 está prevista el próximo mes de junio en Moscú, coincidiendo con la celebración en Rusia del Mundial 2018, que tiene lugar en este país. Precisamente, las numerosas críticas que levantaron las elecciones de Rusia y Catar como sedes del campeonato mundial de fútbol para 2018 y 2022, respectivamente, debido al más que cuestionable posicionamiento y acción política en materia de derechos humanos de estos países, parece que invitan a la FIFA a tener en consideración estas realidades en adelante, además del análisis de los estadios, las infraestructuras, la seguridad o las finanzas.

Marruecos sabía que la situación de los derechos humanos y, específicamente, la LGTBfobia de Estado que ejerce podría perjudicar su elección. Por ello, en el informe de 486 páginas que enviaron a la FIFA no dedican ni una palabra a abordar esta realidad. En cambio, una cláusula del capítulo 23 de este documento recoge la siguiente declaración: «el presidente [de la Federación Marroquí de Fútbol] firmó un compromiso público explícito para garantizar que la Copa Mundial de la FIFA sea un evento ejemplar desde el punto de vista de los derechos humanos, de conformidad con todos los requisitos internacionales de la FIFA y otros».
A diferencia de cuando Rusia y Catar se llevaron el gato al agua en el concurso de pujas de la FIFA para 2018 y 2022, respectivamente, los futuros anfitriones para el torneo de 2026 estaban obligados a encargar informes independientes de derechos humanos y proporcionar un análisis sincero de riesgos para formar parte de la evaluación del equipo de trabajo. Una candidatura que sea calificada con una puntuación muy baja en función de criterios técnicos o que no cumpla con los requisitos del torneo puede ser descalificada por el Consejo de la FIFA antes de la votación del próximo el 13 de junio.
Para Minky Worden, directora de iniciativas globales de Human Rights Watch, «bajo los nuevos requisitos antidiscriminación que se apegan a los estatutos de la FIFA y a la Política de Derechos Humanos, uno de los límites que no se pueden cruzar son las actividades, leyes o políticas anti homosexuales». En este sentido, la activista expone que «si Marruecos considera seriamente obtener la sede, necesitaría estar preparado para revocar el artículo del código penal que castiga a las personas por ser gay».
La alternativa a Marruecos es la candidatura conjunta formada por México, Estados Unidos y Canadá. En caso de resultar vencedora, se plantean como sedes compartidas las siguientes ciudades: Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey (en México); Edmonton, Montreal y Toronto (en Canadá) y Atlanta, Baltimore, Boston, Cincinnati, Dallas, Denver, Houston, Kansas City, Los Ángeles, Miami, Nashville, Nueva York/Nueva Jersey, Orlando, Filadelfia, San Francisco, Seattle y Washington DC (en Estados Unidos).
Aunque la información facilitada por esta candidatura sobre derechos humanos (y la situación del colectivo LGTB en estos tres países) es muy diferente a la de Marruecos, no están exentos de polémicas. En primer lugar, por las tensiones existentes entre México y EE UU por las políticas racistas de Donald Trump, así como por la distribución de partidos; a Canadá y a México apenas les correspondería albergar, en realidad, una decena, frente a los 60 que se jugarían en suelo estadounidense.
Marruecos: una vigente y preocupante LGTBfobia de Estado

El artículo 489 del Código Penal marroquí castiga los «actos licenciosos o contra natura con un individuo del mismo sexo» con penas de hasta 3 años de prisión, además de una sanción económica. Y el artículo 483 establece penas de hasta dos años de prisión por «obscenidad pública». Dosmanzanas viene recogiendo distintos casos de persecución a personas LGTB en Marruecos: desde víctimas tratadas como culpables hasta detenciones tan absurdas como la de los jóvenes que colgaron un vídeo en el que aparecían besándose.
En agosto de 2017 un joven gay, muy conocido en redes sociales de Marruecos, era agredido después de que un director de cine incitase a «violarlo». El realizador y guionista marroquí Mahmoud Frites publicaba en Facebook el siguiente mensaje: «no puedo entender a aquellos que violan a burros, a personas discapacitadas, a mujeres mayores, a niños, a sus hijos, y que sin embargo son incapaces de hacerlo con los que desean ser violados e incluso estarían dispuestos a pagar por que les violasen». Un texto que acompañó de una fotografía de Adam Lahlou en la que este viste un caftán y se adorna la cabeza con un pañuelo (una imagen que él mismo colgó en Facebook y que utilizó como foto del perfil).
En 2015 nos hacíamos eco del intento de linchamiento de una mujer transgénero en Fez. Solo gracias a que el vídeo se viralizó y desencadenó un escándalo, que trascendió las fronteras de Marruecos, acabaron con uno dos de los agresores condenado a cuatro meses de prisión, y ello pese a que el propio ministro de Justicia; Mustafá Ramid, llegó a insinuar entonces que las personas LGTB son culpables de las agresiones que reciben.
También en 2015 tuvimos conocimiento de varias condenas en aplicación del citado Código Penal. En el mes de junio se produjo la detención de otros dos hombres que se besaron, fotografiaron y dieron muestras de afecto ante la Torre Hasán, uno de los entornos históricos marroquíes más prominentes. A pesar de conseguir más de 71.000 firmas de personas todo el mundo pidiendo su liberación, ambos fueron condenados finalmente a cuatro meses de cárcel y una sanción económica.
Ese mismo mes, se denunció la detención de 20 hombres homosexuales en Agadir, acusados de «difundir la corrupción». Según aseguró el colectivo Aswat, todas estas detenciones formarían parte de una campaña de arrestos dirigida por el Gobierno marroquí para reafirmar su posición en el debate público sobre la despenalización de la homosexualidad. Un mes antes, tres hombres más fueron condenados a la pena máxima, tres años de cárcel. Tras recibir una denuncia, la Policía capturó a dos de los hombres mientras mantenían relaciones. Al ser interrogados, informaron de que se habían conocido a través de un tercero, que finalmente también fue detenido y condenado.
Además de que la FIFA tendrá que mojarse con respecto a esta preocupante realidad, no podemos obviar la falta de una denuncia contundente por parte del Gobierno de Mariano Rajoy o de algunos de los líderes de la oposición (que sí se han implicado en casos como el de Venezuela…). A pesar del panorama descrito o de la expulsión de cooperantes españoles, Rajoy no tiene problemas en recibir con todos los honores al jefe del Gobierno del Reino de Marruecos, Abdelilah Benkirán, sin pronunciar una sola palabra sobre la LGTBfobia de estado. Y ello pese a que Marruecos sea un país vecino con el que España mantiene una intensa relación cultural, comercial y social.
Por qué Marruecos quiere acoger el Mundial de 2026?
Los eventos deportivos internacionales de masas son un escaparate para muchos países. Marruecos vive en la contradicción de querer trasmitir una imagen de aperturismo y tolerancia, cuando su legislación y sus políticas internas ofrecen una visión muy distinta. Marruecos se define como «un líder global y fiable en asuntos climáticos», en «compromiso permanente con los derechos humanos» (nada más lejos de la realidad, como hemos visto en el apartado anterior).
El verdadero interés de Marruecos, además de lo puramente deportivo, es esencialmente económico. En caso de que obtuvieran la sede de la Copa Mundial de Fútbol de la FIFA de 2026 han previsto la creación de 110.000 puestos de trabajo y recibir un impulso económico de al menos 2,7 mil millones de dólares entre 2019 y 2026. También se proyecta un tren de alta velocidad entre Tánger y Casablanca y un impulso importante para el turismo.
Marruecos propone 14 estadios, entre los que figuran los 5 existentes y los de nueva creación con el concepto de modulares (LMS), con el fin de garantizar «una capacidad y un uso que se ajuste a las necesidades locales» tras el Mundial. Si la candidatura no es técnicamente descartada por la FIFA, el país espera recabar la mayoría de sus apoyos en África, Asia y Europa.
La LGTBfobia de la afición futbolística por países
Según un estudio realizado por la organización LGTB Stonewall, en colaboración con Forza Football, las aficiones de Rusia y Catar (donde, como ya hemos explicado en párrafos anteriores, se juegan los próximos Mundiales de 2018 y 2022, respectivamente) se encuentran entre las más LGTBfóbicas del mundo. Para su elaboración, se realizaron 50.000 encuestas a aficionados futbolísticos de 38 países.
En Catar, solo un 14% de los seguidores vería con buenos ojos que un jugador del equipo nacional masculino de su país saliera del armario como gay o bisexual. En Marruecos ese porcentaje es del 35% y en Rusia del 47%. Los países en los que se demuestra mayor aceptación en este sentido son Islandia e Irlanda (ambos con un apoyo del 87%), seguidos de Noruega (85%) y Reino Unido (80%). En España el apoyo sería del 75%, aunque sorprende que Israel, con una limitada legislación favorable al colectivo LGTB, esté por encima con un 76%.
«Aunque estoy orgulloso de este informe y de nuestra capacidad de dar a los fans del fútbol una voz colectiva, los resultados hacen que la lectura sea inquietante», alegaba el CEO de Forza Footbal Patrik Arnesson. La encuesta también cuestionaba si la consideración de los derechos LGBT debería tener un impacto en las naciones anfitrionas seleccionadas para los torneos internacionales. En este sentido, Rusia (26%) y Catar (14%) fueron los menos proclives a asumirlo, en comparación con el promedio mundial (que se sitúa en el 64%).
Rusia y Catar en el horizonte: fútbol y LGTBfobia
Las palabras del presidente de la FIFA en 2010, Joseph Blatter, que en tono jocoso aconsejó a los aficionados gais que quieran visitar Catar con ocasión de la Copa Mundial de Fútbol de 2022 «abstenerse de tener actividad sexual»despertaron reacciones en todo el mundo. Muy especialmente, en Reino Unido, país cuyos colectivos LGTB fueron los primeros en denunciar la concesión de un Mundial a un país que castiga las relaciones homosexuales con latigazos y cárcel. Blatter tuvo que disculparse finalmente por sus palabras.
Por otra parte, Blatter fue suspendido en 2015 de su cargo por el comité de Ética de la FIFA y sancionado a ocho años lejos de la actividad futbolística por su relación con irregularidades y casos de corrupción durante sus mandatos.  La Federación asumió entonces el reto de limpiar la imagen del fútbol, con un amplio paquete de reformas y la elección de un nuevo presidente. Desde el 26 de febrero de 2016 el cargo fue asumido por el suizo Gianni Infantino, quien se comprometió a «construir puentes, no paredes».
Con respecto al Mundial de Rusia del próximo mes de junio, la Federación Rusa de Fútbol asegura que, a pesar de la LGTBfobia de Estado, se permitirá, por ejemplo, la exhibición de banderas arcoíris (emblema del colectivo LGTB) en los partidos. Según el embajador del Mundial de Rusia, Alexei Smertin, los fans no se verán afectados por la ley rusa que prohíbe la «propaganda» LGTB. En palabras del exjugador del Chelsea, «la ley tiene que ver con la propaganda dirigida a los menores», por lo que «imagino que nadie va a ir a hablar a las escuelas». Unas declaraciones que, de nuevo, chocan con la realidad, ya que la persecución LGTBfóbica en Rusia se ha extendido a todos los ámbitos desde la entrada en vigor de la legislación discriminatoria en 2013.
Por su parte, Catar es un país con un régimen de monarquía absoluta, en el que reina la familia Al Zani desde mediados del siglo XIX. Preguntado por cómo encajará el gobierno catarí la asistencia de personas LGTB a la Copa Mundial de Fútbol de 2022, el ministro de Deportes, Salah bin Ghanem bin Nasser al-Ali, anunciaba que estudian fórmulas «creativas» que no supongan una merma en «la esencia de nuestra cultura». Cabe destacar que en Catar la homosexualidad puede representar condenas de prisión superiores a los cinco años.
Y por si la discriminación y la homofobia de Estado no fueran de por sí motivos suficientes para poner en tela de juicio la idoneidad de la designación de Rusia y Catar como sedes del mundial, sigue planeando la duda sobre la falta de transparencia en las votaciones. La FIFA, a través de su Comisión Ética, hacía pública la resolución sobre la denuncia de supuestas irregularidades en la elección de estos países, el 2 de diciembre del 2010 en Zúrich. El presidente del órgano de decisión de la Comisión de Ética, Hans-Joachim Eckert, sin embargo, comunicaba el carpetazo a la investigación oficial, aseverando que no se produjo «ninguna violación o incumplimiento de las normas y reglamentos correspondientes».
publicado en: www.dosmanzanas.com











Encuentro de Ciudades Aliadas en el Orgullo LGBTI

La ciudad de Buenos Aires fue anfitriona de El Encuentro de Ciudades Aliadas en el Orgullo LGBTI. Que se desarrolló del 18 al 21 de abril y del cual participaron las siguientes ciudades: Asunción, Buenos Aires, Bogotá, La Paz, Ciudad de México, Madrid y Montevideo y Organizado por UCCI GCBA LCABAAyuntamiento de Madrid Transcribimos a continuación el documento/declaración final al cual llegaron luego de los cuatro día de jornadas


Con la ciudad de Buenos Aires como anfitriona se llevó a cabo el Encuentro de Ciudades aliadas en el Orgullo LGBTI contando con la asistencia de la ciudad de Asunción, Bogotá, Ciudad de México, La Paz, Madrid y Montevideo en el marco del programa de cooperación UCCI-GCBA.

Nos reunimos con el objetivo de intercambiar ideas, proyectos y la creación de un banco de buenas prácticas entre ciudades iberoamericanas pioneras en la generación de conciencia internacional sobre los desafíos cotidianos del colectivo LGBTI.
Las ciudades participantes y personas que durante cuatro días debatimos intensamente e intercambiamos ideas y experiencias

Reconocemos los avances en el ámbito legislativo tales como leyes aprobadas y jurisprudencia a nivel nacional o local en relación al Matrimonio Igualitario y la identidad de género en Bolivia, Buenos Aires, Madrid, Bogotá, Ciudad de México y Montevideo, la inclusión constitucional al reconocimiento de las personas LGBTTTI en la Ciudad de México; así también la creación de espacios de participación directa en la elaboración de políticas publicas como el consejo de diversidades sexuales y de genero de La Paz, Consejo Asesor del centro comunitario de atención a la Diversidad Sexual y el espacio de Participación de derechos de la población LGBTTTI en Ciudad de México.

Reconocemos las distintas intervenciones para el uso y goce del espacio publico como la del Distrito Diverso en la ciudad de Bogotá, la Estación Carlos Jauregui y el Paseo de la Diversidad en la ciudad de Buenos Aires, la Plaza Pedro Zerolo y la red de semáforos inclusivos en Madrid, la Semana del Arte Trans en Montevideo, así como las acciones que derivan de la Declaración del mes del Orgullo en Ciudad de México.

Reconocemos y reivindicamos los derechos culturales de las personas LGBTI instando a fortalecer las iniciativas que ya se llevan a cabo en distintas ciudades y promover acciones progresivas.

Reconociendo los anteriores avances en materia legal, cultural e institucionales, observamos con preocupación que continúan ocurriendo crímenes de odio motivados por la orientación sexual o identidad de género y/o expresión de género. Somos conscientes que ese odio es la causal de miles y miles de actos de violencia, crímenes de odio por homofobia, travesticidios/transfemicidios siendo una de las regiones mas violentas del mundo contra las personas LGBTI. Además, dicha violencia también está atravesada por desigualdad de clase, raza, etnia, género y lugar de origen, entre otros.

Por tanto, acordamos.
Instar a UCCI a crear un Comité de Políticas Públicas LGBTI como instrumento de relevamiento de necesidades de políticas públicas entre las ciudad y la sociedad civil que contenga un equipo de trabajo especializado en el colectivo Travesti, Transgénero, Transexual integrado -entre otro- por hombres y mujeres trans o personas auto percibidas como no binarias para trabajar en el estado situacional de las diferentes causales de vulneración de derechos del colectivo LGBTI y proponer soluciones integrales y herramientas para el cuidado de dicha población.

Levantar nuestra vos y manifestarnos nuestra adhesión al reclamo de justicia por Diana Sacayán y por todas las víctimas de travesticios y transfemicidios y/o crímenes de odio.

Urgir el reconocimiento, la atención y reparación integral a las víctimas LGBTI del conflicto armado en Colombia.

Exigir la atención especial e inmediata a las personas migrantes y refugiadas LGBTI.

Llamar a los Estados y ciudades a reconocer, promover y preservar la memoria de los colectivos LGBTI, sus organizaciones sociales, lideres, lideresas como parte integral del diseño e implementación de las acciones estatales a fin de reconocer su aporte como parte del bienestar colectivo, de la producción social y gestión de las ciudades iberoamericanas.

Exigir a las autoridades que realicen las investigaciones bajo protocolos que conduzcan al esclarecimiento, sanción a responsables, justicia, no revictimización y acciones que honren su memoria y garanticen la reparación del daño y fomentar acciones y políticas públicas que conduzcan a una convivencia social basada en el respeto pleno a los derechos humanos, en condiciones de igualdad y sin discriminación.

Alentar a los gobiernos nacionales y locales a continuar y reforzar los procesos formación, sensibilización y capacitación en el servicio público en todas sus instancias, así como a desarrollar acciones que promuevan una cultura de igualdad y no discriminación en la sociedad a fin de erradicar la violencia institucional e impulsar un cambio social por el respeto y la igualdad hacia todas las personas LGBTI pero particularmente hacia la comunidad transexual travesti transgénero a la que se le debe – con suma urgencia -el real acceso a la justicia, la salud, la educación, la cultura  el empleo. Impulsamos que dentro de las políticas públicas de las ciudades miembros de UCCI haya una clara prioridad en estos cinco ejes.

Llamar a implementar vigorosamente el acceso a la salud integral de las personas LGBTI, a llevar adelante la agenda 90/90/90 de ONUSIDA como estrategia de respuesta al VIH para lo cual deben promoverse modelos que enfrentes las variables estructurales que establecen barreas al acceso a la salud integral, la educación científica, el trabajo digno, a la cultura y a la vivienda digna.

El espíritu que nos inspiró en este Encuentro de Ciudades Aliadas en el Orgullo es el deseo de que cada día se sumen mas ciudades y/o países al avance en derechos y bienestar pleno de personas LGBTI en cualquier parte del mundo.

Finalmente agradecemos a la ciudad de Buenos Aires por su iniciativa y hospitalidad y nos fijamos como objetivo un segundo Encuentro.


Berta Cao Menéndez
Lol Kin Castañeda
Simón Cazal
David Cohen
Maximiliano Ferraro
Gustavo Pecoraro
Juan Carlos Prieto
Andrés Scagliola












Sonya Deville es la primera luchadora abiertamente lesbiana de la WWE

La trigésima cuarta edición de WrestleMania, un evento producido por la WWE, fue un importante momento para la inclusión y las personas LGBT dentro de la lucha libre profesional.
El evento se llevó a cabo en la ciudad de Nueva Orleans, Luisiana, el pasado 8 de abril y tuvo dos momentos destacados para el sector LGBT que participa en la lucha libre, pero también para aquellos que la siguen.
El primero de ellos se centró en Finn Bálor, luchador que ha sido un aliado de las personas LGBT, quien irrumpió en el escenario acompañado por fanáticos que vestían camisetas con los colores del arcoíris, en las que se podía leer “Bálor Club For Everyone”.
Durante el evento tuvo lugar el debut de Sonya Deville, hecho sumamente importante al ser la primera luchadora abiertamente lesbiana en participar en la WWE. En su primera aparición dentro de WrestleMania, la deportista portó un atuendo de dos piezas con los colores de la bandera del arcoíris y una corbata.
Antes de integrarse a la WWE, Deville participó en el concurso de lucha libre Tought Enough, y aunque no lo ganó, el espacio propició que la compañía de wrestling buscará ofrecerle un contrato a la luchadora.
En entrevistas recientes, Sonya Deville expresó que está interesada en contribuir a que más personas puedan admitir su orientación sexual sin sentirse intimidadas.
“Si puedo ser una voz para las personas que podrían sentirse intimidadas en salir del closet, y ven que yo lo hago frente a personas bastante grandes en el mundo de la WWE, con suerte eso les dará el coraje de hacerlo”, declaró la luchadora de 24 años en una entrevista para ABC News.
Información de New Now Next.
publicado en: http://desastre.mx


Un tribunal federal tumba el «nuevo» veto a personas transgénero en el ejército de Donald Trump

Un tribunal federal de Seattle tumba el reformulado veto del presidente Trump a que las personas transgénero sirvan en el ejército estadounidense, emitido a mediados de marzo después de que otro tribunal federal anulara el que emitiera el año pasado


La Administración de Donald Trump no se limita a apelar la decisión de la juez, Collen Kollar-Kotelly, que revoca el veto a las personas transgénero a alistarse en el ejército, sino que a mediados del mes de marzo emiten una nueva ordenanza más concreta, a la que la Asociación Médica Estadounidenseresponde asegurando que «no existe razón válida desde el punto de vista médico». Exactamente lo mismo que opina una juez federal de Seattle, Marsha Pechman, que este viernes, 13 de abril, rechaza la nueva reformulación del veto a las personas transgénero en el ejército, señalando que «amenaza con las mismas violaciones que llevaron a otros tribunales a rechazar la prohibición en primera instancia»
Según la implementación de Trump, las personas trasngénero que no hayan sido diagnosticadas con disforia de género podrían servir en el ejército, pero sólo siempre que estén «dispuestas y sean capaces de cumplir con todas las normas asociadas con su sexo biológico». Pero para Pechman, exigir que las personas trasngénero desarrollen su actividad de acuerdo a su «sexo biológico» no constituye un servicio «abierto» de ninguna manera significativa, y no puede considerarse razonablemente una «excepción» del veto a las personas transgénero, tal y como el gobierno defiende. Es más obliga a las personas transgénero a suprimir la característica que les define como transgénero.

«Hasta la fecha, los demandados [el gobierno] no han podido identificar ni siquiera a un experto general o militar que haya sido consultado, a pesar de que se les ordenó hacerlo en repetidas ocasiones (…). De hecho, la única evidencia relacionada con la publicación de Twitter [del veto a trans] revela que los oficiales militares desconocían por completo el veto y que el cambio abrupto en la política fue 'inesperado'. Incluso [el Secretario de Defensa James Mattis] recibió el aviso solo un día antes de la publicación de Twitter del presidente Trump», declara Pechman, quien ya se había pronunciado contra el veto a trans en el ejército el año pasado, cuando se publica por primera vez. Para la juez, las personas trasngénero son un grupo vulnerable al trato injusto y la discriminación únicamente por su identidad de género, por lo que debe ser examinada y considerada cualquier propuesta para excluirles categóricamente del ejército.

«Como ningún acusado ha sido identificado por los acusados, a pesar de las repetidas órdenes judiciales para hacerlo, el tribunal puede concluir que la prohibición fue ideada por el presidente y solo por el presidente», concluye Pechman, al no haber defendido el punto de vista de la Administración ningún miembro del gobierno o del ejército, lo que ratifica los informes de ThinkProgressSlate de que este veto no se basa en ninguna recomendación militar en absoluto. Todo parece indicar que el vicepresidente, Mike Pence, organizó su propio grupo de trabajo, integrado por prominentes detractores de la comunidad LGBT, que concluyen que lo mejor que pueden hacer por su país y su gobierno es prohibir el acceso al ejército a las personas transgénero
«El tribunal quiere exponer este veto intolerante por toda su fealdad en el juicio, y nos complace que lo haga. Si se trata de un informe completo lo que la juez quiere, entonces es un informe completo lo que le daremos (…). Esperamos poner a prueba el capricho y la crueldad de este veto discriminatorio contra las personas transgénero, donde puede ser relegado para siempre al basurero de la historia, junto con otras políticas militares viles que discriminan por raza, sexo y orientación sexual», declara Natalie Nardecchia, abogada principal de Lambda Legal, elogiando la decisión del tribunal, que determina que el nuevo veto es tan inaplicable como el primero


universo gay










La Comunidad Homosexual Argentina cumple 34 años

La Comunidad Homosexual Argentina (CHA) cumplía 34 años de activismo en la lucha por los derechos de la comunidad LGBTIQ



La CHA fue fundada el 16 de abril de 1984, en una asamblea que se realizó en la discoteca “Contramano” de la Ciudad de Buenos Aires, que congregó aproximadamente a ciento cincuenta personas, y es hoy la organización LGBTIQ más antigua del país.
El primer presidente de la CHA fue Carlos Jáuregui. En ese momento se plantearon como objetivos de emergencia la lucha por la derogación de los edictos policiales y en contra de la violencia y la represión institucional que estos legitimaban.
La CHA fue la primera organización argentina en obtener la personería jurídica -el 17 de mayo de 1992- después de una larga lucha legal y política, marcando un precedente histórico en la conquista de los derechos humanos de la comunidad. También es la primera organización que llevó a cabo una campaña de prevención de VIH-sida, en septiembre de 1987, llamada “Stop-Sida”.
Estas acciones la convirtieron en una organización histórica en la lucha por la defensa de los derechos de las personas LGBTIQ.




La primera película gay de la historia del cine

 POR:PABLO MANGAS
“EL AMOR POR ALGUIEN DE TU MISMO SEXO NO ES MENOS PURO QUE EL AMOR POR EL SEXO OPUESTO. ESTA ORIENTACIÓN SE PUEDE ENCONTRAR EN TODAS LAS CAPAS DE LA SOCIEDAD Y ENTRE PERSONAS RESPETABLES. AQUELLOS QUE DICEN LO CONTRARIO PROVIENEN DE LA IGNORANCIA Y LOS PREJUICIOS”. SE DICE EN UNA PELÍCULA DE 1918
Hace exactamente un centenar de años, en 1918, se abolió la censura en la antigua República de Weimar, por lo que justo un año después se produjo la conocida como primera película que retrata la homosexualidad masculina de forma positiva. Bajo el título Anders als die Andern(diferente a los demás), se pretendía alentar a la población a estar en contra del párrafo 175 del Código Penal alemán, que convertía la homosexualidad en delito por aquel entonces. ¿Qué decía aquel polémico artículo?

“Hay que basarse en que la opinión pública alemana considera la relación sexual entre hombre y hombre como un error, que es capaz de arruinar el carácter y destruir el sentido de la moral. Si este error se extiende, lleva a la degeneración del pueblo y a la decadencia de sus fuerzas”.

El filme, dirigido por Richard Oswald, fue guionizado por Magnus Hirschfeld, uno de los sexólogos más importantes de la historia, quien interpreta un pequeño papel en la película. A decir verdad, la mayoría del equipo responsable de la película era homosexual, lo cual convirtió la filmación en algo revolucionario y peculiar. Obviamente, supuso un escándalo en la república alemana, que no tardó en reinstaurar la censura, en 1920, y con ello se invisibilizó la película (solo se permitía su visionado a médicos e investigadores). La era terrorífica del nazismo provocó la quema de todas las copias de Diferente a los demás, la huida de todo el equipo responsable e incluso la destrucción del Instituto para el estudio de la sexualidad del mismo Hirschfeld. La película se creía perdida, hasta que en los setenta se descubrió una copia en el museo de la ciudad de Múnich. A partir de este momento, el filme volvió a popularizarse e incluso se proyectó en el primer Festival de Cine Gay-lésbico de Frankfurt.


Aunque parezca mentira, la criminalización de la homosexualidad no fue eliminada del Código Penal hasta 1994, tres cuartos de siglo después de que se estrenase la película. En esta obra de Oswald, impacta la forma en la que se refleja la vivencia gay en una filmación de principios del siglo pasado. Para hacernos una idea, el propio Hirschfeld, que hace también el papel de un sexólogo, argumenta lo siguiente:

“No debéis condenar a vuestro hijo porque sea homosexual, él no debe ser culpado se su orientación. No está mal, ni debería ser un crimen. De hecho, no es ni siquiera una enfermedad, simplemente una forma diferente, y una que es habitual en la naturaleza [...] El amor por alguien de tu mismo sexo no es menos puro que el amor por el sexo opuesto. Esta orientación se puede encontrar en todas las capas de la sociedad y entre personas respetables. Aquellos que dicen lo contrario provienen de la ignorancia y los prejuicios”

A continuación, te enseñamos nuestro fragmento preferido de la película... ¿Te animas a verlo?

PUBLICADO EN: http://shangay.com